Siéntase casi como un pionero

Interior¿Qué le ofrecemos para alojarse con nosotros? Renacer de la Sierra es un refugio rústico, y nuestras cabañas son exactamente lo que su nombre dice: cabañas. Tenemos 11 cabañas para ofrecerle, obviamente según disponibilidad, y en ellas encontrará lo estrictamente indispensable. Las tenemos en tamaños para alojar desde 2 y hasta 10 personas.

Todas las cabañas tienen en su cocina una parrilla de gas butano y una tarja con agua corriente. El anaquel tiene platos, tazas y sartenes para que cocine, pero no se proporcionan cubiertos, así que traiga usted los suyos.

Aunque el clima es frío, sobre todo en invierno, no se preocupe, pues nuestras cabañas tienen regaderas con agua caliente, así que podrá tomar una ducha tibia para dormir tranquilo. Eso sí, no proporcionamos toallas, de modo que tendrá que traer las suyas. Además, para que se preocupe menos por el frío, las cabañas cuentan con chimeneas a leña.

Cada cabaña tiene un asador techado en la parte exterior, un juego de columpios para los niños y un bote para recolectar la basura. Tiene también su ropa básica de cama, con dos cobertores por cama. Esto es típicamente suficiente, pero si alguien de su familia es friolento, tal vez le convenga traer cobijas adicionales.

El factor más importante respecto a la vida en ciudad es que nuestras cabañas no tienen electricidad convencional pues la iluminación está basada en páneles solares, aunque no son de uso permanente. Pero recuerde: no electricidad significa no refrigeración. Traiga su comida pero también traiga hielo si necesita conservar alimentos delicados.

En otras palabras, prepárese para pasar un tiempo en la vida sencilla. Y traiga lo que necesite: las tiendas más cercanas, con existencias muy limitadas, están en San Antonio de las Alazanas, a 25 kilómetros.

En Renacer de la Sierra cuidamos del ambiente, y por eso tenemos algunas reglas básicas muy fáciles de seguir:

  • No está permitido usar armas.
  • No permitimos mascotas, a menos que tengan correa y estén controladas. Tenemos criaderos de pinos que son muy delicados.
  • No aceptamos el uso de motos o cuatrimotos. La fauna de la región es tranquila y queremos que siga así, además de que deseamos evitar riesgos innecesarios.
  • No permitimos que los visitantes se lleven plantas, conos de pino o plantas de la región. Las autoridades ambientales de Nuevo León y Coahuila lo exigen.
  • Aunque no tenemos una regla fija, preferimos visitantes tranquilos. Después de cierta hora, puede hacer lo que desee, pero en el interior de su cabaña, para no molestar a los demás visitantes, que en su mayoría vienen a descansar.
  • Lo que sí alentamos de buena gana es que nos ayude a mantener limpia esta zona. Por eso pedimos a nuestros visitantes que recolecten y se lleven de regreso la basura, para disponer de ella apropiadamente.